d

Contáctanos

Trabajemos juntos

Av. José Miguel Infante 8745, Renca, R.M.
TEL (2)2 411 4400 – (2)2 411 4467
info@cafedaroma.cl

Image Alt

Café Daroma

Cómo hacer café, todo lo que debes saber

En el mundo se consumen unas mil cuatrocientas millones (1.400.000.000) de tazas de café diarias. Es una de las bebidas más consumidas y variadas del globo en sus diferentes presentaciones.

 ¿Cómo podemos hacer que nuestro café y método de preparación resalten entre tantos millones? Siendo amantes de esta bebida, debemos servirnos primero de algunos tips sobre cómo hacer café y conocer algunos errores que debemos evitar al prepararlo.

Muele el café en el momento y grosor correcto

El problema de comprar café molido previamente, es que ya ha perdido parte de su sabor y olor. Por esta razón, aunque cueste un poco más de trabajo, es mejor comprarlo en grano y molerlo justo en el momento en que estas hirviendo el agua para prepararlo. Existe una gran variedad de molinillos de café a buen precio que pueden ayudarnos en esta tarea.

En este sentido, debemos tener cuidado con el grosor del café luego de ser molido, pues esto puede influir en su sabor. Entre más grueso resulte la molienda, extraemos menos sabor porque “la tasa de extracción será más lenta”. Mientras que, si queda demasiado fino, el sabor será muy fuerte. Así que selecciona el grosor para cada tipo de preparación, no será lo mismo para un cold brew que un moka.

Prueba los distintos granos

Es importante que sepamos que existen dos especies principales de café, que son la Arábica y la Robusta. La primera se originó en Etiopía, pero se cultiva hoy día en muchos países y su grano es ovalado y verde. Posee solo un 1.7% de cafeína, pero destaca por su sabor y su aroma.

Por otro lado, la Robusta proviene de África Central, su grano es redondo y amarillento. Mientras que su sabor es más amargo, pero contiene una mayor concentración de cafeína. Aunque el café Arábica es el preferido en el mercado mundial, debemos probar las variedades de ambos tipos de grano, o incluso un mix, hasta que encontremos el ideal para nuestro paladar.

Lleva el agua a la temperatura perfecta

La mayor parte de esta bebida está compuesta de agua, por lo que puede afectar el sabor del café que vamos a preparar. Por eso, hay que asegurarse de que el agua que utilicemos esté limpia y que no tenga sabores de ningún tipo.

Además, si no utilizamos cafeteras, al calentar el agua debemos llevarla a una temperatura entre  90º y  96º Grados Celsius. Si el agua no tiene esta temperatura al preparar tu infusión, el sabor del mismo puede cambiar y perder sus propiedades.

Toma en cuenta el método

Existe una gran variedad de métodos de preparación del café. Estos se dividen en métodos de filtrado, de inmersión y espresso. Las cafeteras pueden hacernos el proceso más sencillo, pero los procesos manuales como el Hario V60, el Chemex o la prensa francesa, entre otras, nos dan más control sobre la preparación.

Es necesario ajustarse a cada método, para calcular el grosor de la molienda y la temperatura del agua. Se requiere que tengamos paciencia y que dejemos reposar el café unos minutos después de que este sea colado.

Ahora ya sabemos cómo hacer café correctamente. Es posible que, para dominar estos nuevos métodos, necesitemos algunos días, práctica y varias pruebas para hallar el equilibrio. Pero de seguro valdrá la pena, ya que una vez dominados, podremos tomarnos una perfecta taza de café cada mañana y ofrecer un sabor diferente y único a nuestros visitantes.